Deliciosas recetas

que van con tu cocina

Deliciosas recetas

que van con tu cocina

Aroma y sabor desde el Mediterráneo

Aroma y sabor desde el Mediterráneo

Categorías

Blog

Aroma y sabor desde el Mediterráneo

18 September 2019
De temporada

Es una de las plantas aromáticas más famosas a nivel mundial. Nativo de los países mediterráneos y, durante mucho tiempo, los griegos lo consideraban una planta sagrada. Su nombre se deriva del griego “petros”, que significa “piedra”, ya que crece en terrenos rocosos. Hablamos del perejil, una planta con un sabor vibrante, aromático y con un leve olor a pimienta y limón.

Sus hojas frescas y también las secas son usadas para darle sabor a productos alimenticios, también el aceite que se obtiene de sus semillas y de sus hojas se usa como sabor, principalmente como fragancia en la industria de los perfumes.
En la cocina su uso es variado, muy popular en platos mediterráneos, como la pasta, aderezos, ensaladas y sopas.

Combina perfecto con pescado, pollo, cerdo, papas, mantequilla, limón, huevos, albahaca, chile, ajo, menta, orégano, tomillo, romero, pimienta y sal marina. ¿Problemas con el aliento después de comer algún plato con ajo? ¡El perejil es el indicado para resolverlo! Agrega un poco a tus preparaciones con ajo y ayudará no solo a aliviar el fuerte olor del ajo sino también a darle un poco de suavidad al sabor de tu preparación.

Su proceso

El perejil crece mejor en temperaturas frescas, alrededor de los 20ºC y con lluvias regulares, necesita al menos 6 horas de sol al día, pero no necesariamente debe estar completamente expuesto al sol.

La germinación ocurre después de 21 a 25 días después de sembrado y según las condiciones del ambiente el crecimiento de la planta puede demorar de 90 a 100 días.

Su uso más frecuente se da cuando está fresco, pero su duración puede extenderse si se empaca de forma adecuada y se almacena en frio ya que algunas de sus propiedades se deterioran cuando se exponen a la luz y al aire.

Sus hojas se conservan un poco más si se seca un 5% o menos de su humedad, esto se puede hacer mediante congelación, secado al aire o secado en horno.

En nuestros procesos usamos el método “Air-Dry” o secado por aire. Lavamos y preparamos el perejil fresco para luego ponerlo sobre una cinta transportadora, mediante ventilación esta planta comienza a recibir calor y el agua que tiene se comienza a evaporar. El resultado son unas hojas de perejil secas y listas para incorporarse a nuestros productos con todo su aroma y sabor.

Todo esto se realiza de forma natural, sin químicos ni agentes artificiales que puedan afectar su calidad.

Si quieres conocer más sobre la naturalidad de nuestros productos da clic aquí.

¿Recetas con perejil? ¡Encuéntralas aquí!

Dejanos un comentario